Sobre mí

Mi nombre es Luis Aguilar, soy hijo de Cristóbal Aguilar, y voy a gestionar este espacio web. Nací en Sevilla en 1966, en el Hospital de las Cinco Llagas, lo que hoy es el Parlamento de Andalucía. Mi infancia la pasé en la bella ciudad de Ronda, hasta los 12 años.

Cuando nos vinimos a vivir a Sevilla, lo hicimos al barrio de Triana. Estudié bachillerato en el Instituto Gustavo Adolfo Bécquer. De allí a la Universidad. Estudié Biología en la avenida de Reina Mercedes.

Una vez licenciado, y a lo largo de mis años de trabajo, he tenido la suerte de disfrutar siempre con mi labor profesional. Más de 20 años dedicado a la gestión del Medio Ambiente. En diferentes ámbitos: en la Universidad, con Fernando Sancho y Abelardo Aparicio; en el Instituto de Desarrollo Regional, con Francisco Alburquerque; en la Escuela Universitaria de Ingenieros Técnicos Agrícolas; en el Ayuntamiento de Bormujos; en una consultora ambiental; en una empresa de base tecnológica dedicada al Ahorro y Eficiencia Energética; y ahora, de manera independiente, intento campear de diferentes maneras por esta estafa llamada crisis, que inunda nuestro hermoso país.

Entre mis aficiones quiero destacar la música, con especial interés por la guitarra -sobre todo la flamenca- y la fotografía, fundamentalmente de naturaleza, paisajes y flores principalmente.

La guitarra la empecé a tocar en Ronda, cuando tenía 10-11 años, con una profesora llamada Cándida. Ya en Sevilla, estuve un par de años en el Conservatorio Superior de Música, pero lo abandoné por aburrimiento, ya que en esos primeros años tan sólo se estudiaba solfeo y el instrumento ni se tocaba. Fue bastantes años después cuando busqué un profesor particular que me enseñara a tocar la guitarra flamenca. Curiosamente su nombre era Cándido, padre de una íntima amiga. Tras unos años con él, mi padre y su gran amigo Juan Ortiz (grandes aficionados al flamenco), me presentaron a Paco Ávila, guitarrista que vivía en Camas y que acompañó a lo largo de su carrera a muchos y muy buenos artistas, como Manolo Caracol, Antonio Mairena, Perlita de Huelva, Paquera de Jerez,  Juanito Valderrama o Marifé de Triana. Así mismo impartió clases a uno de los guitarristas clásicos más afamados de la actualidad, Pepe Romero, que cuando era niño, su padre, Celedonio, lo llevó a que aprendiera el flamenco con Paquito Ávila.

Respecto a la fotografía, comencé esta afición de la mano de mi padre y algunos amigos de Ronda, entre los que quiero destacar a Antonio Cañestro. Fue allá por el año 1980, con una cámara Kodak de mi abuelo, que tristemente perdí (me robaron). En mi paso por la Universidad, me enrolé en el grupo de fotografía de la Facultad de Biología, en donde aprendí a revelar negativos en B/N y positivarlos en el cuarto oscuro que teníamos en aquellos tiempos.

En el siguiente enlace podéis ver una muestra de mis trabajos fotográficos: https://www.flickr.com/photos/luiggiaguilar/